Semilla de agua


Era un día verde, rosa y lila, sentía el viento en mi pelo y agua hasta el cuello. Pronto llegaron cientos de personas, personas deformes viendo mi cielo, de pie, en mi reino.

Pronto todos  fueron creciendo y creciendo, como arboles hasta el cielo, se fueron convirtiendo en grandes  arboles, unos gruesos y otros delgados, y uno tras otro fueron enrollando sus ramas con las de otro árbol, fueron compartiendo el musgo y hasta los pájaros decidieron compartir las casas que habían en los árboles, compartían su aire, sus nubes, sus insectos…

 Entonces  supe que la semilla de mi árbol era de agua, que no quiero crecer así  y luego, después de eso, desperté.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s